Proyecto web en colaboración con ENSO Hospitality

  • Telefono Hotel Can Gasparo
  • email_black
  • Negro Lugares Google Icono
  • Black TripAdvisor Icon

Can Gasparó Hotel Rural & Restaurant

Carrer Can Gasparó, s/n. Veïnat de l'Aspre. 17535 - Planoles (Girona)

Cataluña - España.

972.73.60.77 / 722.22.09.40

info@gasparo.cat

Gilbert White

(1720-1792)

Nació y murió en Selbourne, una pequeña población del condado de Hampshire en Inglaterra, de la cual fue vicario y en la cual demostró su temprana afición por la Naturaleza, puesto que con sólo 11 años ya plantaba sus propios árboles.

Hemos dedicado a G. White una habitación en Can Gasparó porque fue el primer escritor que contempló y estudió los animales, especialmente los pájaros, en su relación con las personas y con el hábitat humano en general. Gilbert, a diferencia de Darwin o Mendel, no estaba interesado en la clasificación taxonòmica de las especies animales sino en su relación entre sí y con el ser humano. Se podría decir que White fue el precursor de los estudios sobre la interacción entre personas y Naturaleza.

Su obra principal “The Natural History of Selbourne” es una recopilación detallada de sus observaciones sobre pájaros, paisajes y otros animales en Selbourne y alrededores, información que transmitía regularmente a destacados naturalistas de la época como Thomas Pennant y Gamos Barrington.

Sorprende que con tal temática, este libro sea la cuarta publicación en lengua inglesa que más veces se ha editado. Una de las razones de este éxito rae probablemente en la novedad de su enfoque, que facilitaba el acceso de la gente al conocimiento de las costumbres de los pájaros y otros animales con que convivían. Otro posible motivo es la excelente descripción de los paisajes que rodeaban (y todavía rodean) Selbourne; una maravillosa muestra de las diversas posibilidades que ofrecen las tierras bajas de Inglaterra: bosques, praderas, tierras de cultivo, cerros, riberas de río… Se dice que las primeras versiones de la publicación editadas en un formato de bajo coste fueron llevadas por todas partes el mundo por los emigrantes y los ingleses expatriados, que buscaban en sus páginas la memoria de sus paisajes de origen.

También sorprende que en la época de la Revolución francesa y mientras en Inglaterra se producía un desarrollo hasta entonces desconocido de la agricultura, un vicario de Selbourne anotara a su diario la evolución anual de la Naturaleza como si nada hubiera cambiado en el mundo, ni fuera a cambiar. La leyenda explica que el mismo día en que se produjo el asalto a la Bastilla, White dedicó una página entera de su diario a describir las costumbres de construcción de nidos de un pájaro nocturno.

 

Gilbert White permaneció unido a Selbourne toda su vida. Durante un periodo de 15 años efectuó viajes a través de Inglaterra pero entre viaje y viaje siempre pasaba temporadas a su villa natal estimada. De hecho, murió a escasos 100 metros de distancia del lugar en el cual había nacido. Aquí también encontramos un paralelismo de White con el pasado reciente de estas montañas en que se encuentra can Gasparó, en las que era muy frecuente nacer, vivir y morir dentro de un estrecho pero intenso marco geográfico.

Alguno de los árboles que plantó hace casi 300 años todavía viven, como los de la imagen adjunta que captamos cuando visitamos la su casa-museo.